Albañileando Salir del modo de lector

La plomada en Albañilería

Las plomadas son útiles para encontrar la vertical

Esta es una versión para Mobile (AMP), disfruta de mejor contenido en la version original. Open Full Version.

Su uso no es exclusivo de los albañiles, por lo que este manual de instrucciones puede ser útil para herreros, carpinteros y talleristas al utilizan la plomada. Cuando necesitemos instalar perfectamente a escuadrada con el horizonte, este instrumento nos puede dar suficiente precisión.

La instrumentación en Masonería se dieron con la trigonometría de Pitágoras, los principios de vasos comunicantes Pascal y la teoría Newtoniana de la gravedad.

Se utiliza para trasladar puntos

Uau… que cientistas nos pusimos ya… Todo eso lo usamos a diario en la obra y sin darnos ni cuenta.

La trigonometría para calcular escuadras, recuerdas 3,4,5 con la wicha hacen una escuadra.

Los vasos comunicantes es el principio usado en la manga nivel.

Y la gravedad es el principio usado para medir el plomo.

Partes de la Plomada

Peso, Nuez y Cuerda

Peso

Es un cilindro de metal, de base cónica o plana, originalmente de Plomo o Bronce de 500 g de peso. Su forma adapta el sufijo del nombre de la herramienta:

Tiento

No es otra cosa que un cordel del cual pende el peso sujeto al taco en todas las plomadas con excepción de la plomada de punto qué puede prescindir de él.

Nuez

De madera o metal magnetizado y debe compartir el diámetro del peso y ser atravesado axialmente por el centro por el tiento.

Calibrar la Plomada

Es similar para todos los tipos, por eso solo referimos a la plomada de albañil. El Tiento debe ser del mismo tamaño de los orificios para evitar pequeñas variaciones.

La nuez debe compartir el mismo diámetro que el peso

Sobre una de las caras de la nuez se pega un suplemento de 1 o 2 mm de espesor. Este sirve para conseguir la separación en el peso al tomar la medición, pues si el péndulo se pega la medida es errónea y si se separa más del espesor del suplemento la medición es tras plomo.

Necesitamos controlar la nuez (taco) y el cilindro compartan el mismo tamaño mientras eje axial se encuentra perfectamente alineado al centro las mediciones serán precisas.

Cuando los ejes no se alinean correctamente, al tirar la medida la plomada gira por la inercia del cordón a desenrollar sus fibras. Se nota al girar el peso descentrado al eje.

Cómo usar la plomada

Tomar plomo de un regle

Esta esta es la medición más común, se utiliza para para la mayoría de las obras, parar guías de cordel para alzar paredes, encofrados, aplomar regles en vértices y mochetas para su revoque, alicatar paredes. etc.

Se apoya la cara plana de la nuez sobre la regla y se manipula la misma con la colaboración de otro operario encargado de detener el movimiento pendular y reparar con sus manos el viento si fuera en el exterior. Cuando el peso se encuentre separado la menor distancia posible del regle, detendremos la manipulación de este y lo fijamos con elementos de sujeción. Una vez esto volvemos a comprobar la verticalidad del mismo.

Tras Palomar una puerta

La operación es igual a la anterior, pero esta vez la realizamos sobre el marco de la puerta, comenzando por el lado de las pomelas (bisagras). Terminada esta parte procedemos con la cara interior del marco. Esto se realiza para escuadrar en sentido del plomo. Unas veces no es necesario si tomamos el nivel de dintel.

Se continua con el marco opuesto de la misma manera. Una vez fijada la puerta debemos realizar un transpalomo, esto es hacer volar la plomada 1 cm desde el frente de la puerta (donde se empuja para abrir). Si nos encontramos en del lado opuesto (donde se jala para abrir) la operación consiste con el dedo cerca de la nuez mover el tiento 1 cm hacia atrás y aplomar al ras.

Esto se realiza para que la puerta cierre sola al estar entornada y evitar que la misma raspe contra el suelo si vencen las pomelas. De realizar la instalación a plomo se debe dejar 1 cm de luz en la parte baja de la puerta para evitar estos problemas.

Aplomar a cuerda

Tirar balines con plomada en fajas de revoque

Podemos usar el tiento para aplomar, en algunas procedimientos esto facilita mucho la tarea, pues nos permite colgar la plomada y manipular diferentes distancia a lo largo de todo el cordel.

Su uso es para aplicar puntos de referencia y para comprobar las ondulaciones de una pared.

Transportar punto

Se puede realizar con la plomada cilíndrica, pero se facilita mucho la tarea al usar la plomada de punto.

Usos de los tipos mas comunes de plomada

El objetivo es transportar un punto en el techo o viga desde este al suelo o viceversa. Se apoya el cordel en el punto o cara que deseamos transportar hasta  el cono de la plomada se acerque al suelo. El ayudante marca este punto con lápiz o tiza.

Tomar niveles horizontales con escuadra

Cuando debemos trasladar las líneas de replanteo al suelo, se procede del mismo modo, pudiendo soltar la plomada desde una altura para clavarla en el suelo.

Usos antiguos

Adaptada a escuadras o semicírculos, la acción de péndulo se utilizaba para tomar ángulos y niveles. Esta práctica ha caído en desuso, pues es más práctico usar herramientas como niveles de burbuja o vasos comunicantes para la tarea de controlar el horizonte de las cosas.

Historia

Los Maestros en obra, cuentan que la palabra Desplome, referida a la caída de una cosa, hace referencia a la plomada.

Una pared se desploma, porque su eje está fuera de plomo.

El nombre Plomada, posiblemente proviene del material con el que se realizaban en la antigüedad. El plomo es un material dúctil fácil de labrar y fundir. Los ladrilleros solían construir sus mazos y herramientas por lo que cabe la posibilidad del término desplomarse y plomada, provengan de este antiguo artilugio de presión.-