Albañileando

Cambiar los ladrillos de la chimenea

Hogar terminado de la Chimenea

You are currently viewing the Mobile Optimized version (AMP), some features may be missing or may not work as expected. Open Full Version.

Ya no es posible sacar el tizne o se han caído los ladrillos de la estufa, pues veamos como se cambian

Picamos y removemos las paredes interiores y piso del hogar de la chimenea. Sobre mortero de arena y portland en una proporción de 3 a 1, asentamos el nuevo piso, pudiendo ser de tejuelos o ladrillos refractarios, en nuestro caso utilizamos un bordillo para el frente de la chimenea el cual nos proporcionará una mejor estética.

Eso dependerá de cada quien, pero sería interesante dotar de un borde resistente a los golpes, siendo este el primero en deteriorarse.

El nuevo piso esta listo

Deberemos ir cortando los ladrillos en el ángulo que no pide el reflector superior, al tiempo que realizamos ingletes en los encuentros entre la pared fondo y laterales.

Instalación de las tejuelas refractarias

Las juntas las tomaremos con cemento refractario, una vez seco o firme el piso,  planteamos teniendo en cuenta primeramente la parte trasera.

 

Esta debe quedar centrada con respecto de los laterales.

Plantar los laterales

Marcar las paredes laterales con lápiz

Los laterales de modo tal que hacia el frente nos queden a ras y que ambos ángulos sean simétricos, para eso, presentar los ladrillos y luego de que estemos conformes con la posición, marcaremos con lápiz y escuadra corroborar su simetría.

Armado del interior de la chimenea

El procedimiento esta vez será el de colocar en sus testas cemento refractario y pegar unos con otros dejando la mínima junta posible. Luego de que el cemento refractario “tira” un poco procedemos a rellenar cuidadosamente la parte posterior del ladrillo.

Mas adelante seguiremos con el revestimiento exterior y la campana.-