Cómo hacer la transición de hierro a plástico.

Esta es una versión para Mobile (AMP), disfruta de mejor contenido en la version original. Open Full Version.

La solución más común, como dije, es descubrir el caño de hierro galvanizado hasta encontrarnos con otra pieza, un codo, unión o tee. 

Estas están en las esquinas o curvas o donde se deriva la cañería hacia otro sector. Podemos encontrarlas dentro de la pared o en el suelo.

Llegando a la pieza solo deberemos roscar la nueva cañería de ppl o termofusión.

Otro método es volver a realizar rosca a la cañería dañada en dos de sus extremos entre la fuga y reemplazar con un nuevo caño solo ese extremo. 

Como puedo conectarme a una cañería galvanizada sin roscas ni maguitos | Pro La Solución Construcciones Chanel

Esto resulta la mayoría de las veces, pero se debe contar con una terraja o hembra de hacer rosca, pues no sirven las qué acostumbramos para roscar tubos plásticos.

El acople rápido o manguito.

Afortunadamente contamos con nuevas piezas qué nos permitirán hacer una conexión e incluso una reparación sin necesidad de reemplazar o hacer roscas, para esto se usan los acoples rápidos.

Posición de los racores, o’ring, conos, arandelas y roscas

Estos consisten en un sistema de ajuste por compresión, capaz de unir cañerías sin necesidad de roscas.

Su principal defecto es su tamaño, pudiendo ser problemas cuando las tuberías no están suficientemente hundidas dentro de la pared o piso, impidiendo más tarde el enrasado del revoque o revestimientos de piso o pared.

Si ese no fuera nuestro problema, este sistema de acople cuenta con una variedad muy interesante de piezas. 

El sellado de la instalación se realiza a través de O’Rings, soportan presiones próximas a los 50 Kg/cm2.

Las piezas más comunes son:

  • Tee Acople a Acople a macho o hembra
  • Tee Acople a rosca hembra
  • Tapón a Acople a macho o hembra
  • Unión de reducción Acople a Acople
  • Acople a rosca macho o hembra
  • Codo Acople a Acople a macho o hembra
  • Unión Acople Acople a macho o hembra
Diferentes tipos de accesorios de tipo acople a rosca

Prácticamente para cada necesidad encontramos una solución, puedes ver el catálogo de accesorios con las dimensiones o consultar la ficha técnica

Estos acoples se vuelven tan interesantes cuando necesitamos sustituir un accesorio ya empotrado en la pared. 

El tamaño de los acoples si bien puede ser en ocasiones una desventaja, se vuelve interesante pues nos permite reemplazar una pieza por otra aun sacrificando los extremos de las roscas.

Cuánto duran

Bien, la primera vez que utilice un acople de estos para reparar una tubería galvanizada fue a mediados de 2004. Si bien ya perdí contacto con el cliente, tuve oportunidad de realizar una rehabilitación en otro sector de la casa y el lugar donde realice esa reparación no denotaba problemas 12 años después.

Codo con acople a tubo galvanizado en el otro extremo hilos de rosca hembra

Los clientes no suelen tomar conocimiento o control de las tareas realizadas, para ellos solo importa qué se solucione el problema, en esa tubería completamente oxidada una reparación qué antaño se realizaba con cámaras de bicicletas y alambres, significó un avance importante con este tipo de acople.

Dar a encontrar una lugar donde volver a roscar o hacer rosca en cañerías muy oxidadas muy frecuentemente nos obligan a descubrir grandes porciones de las mismas. Es muy frecuente comenzar en el baño y terminar conectándonos en un pasillo. En una ocasión comencé en la cocina y solo encontré un tubo en buenas condiciones cerca del medidor luego de bajar por una escalera al piso de abajo.

Para el dueño de la propiedad es un problema, eso representa levantar pisos, atravesar dormitorios, despegar revestimientos y mucho mucho gasto. Tento qué prefieren qué dejemos las cañerías a la vista para no romper.

Qué ocurre. Estas tuberías de hierro galvanizado debían tener cierto cuidado o procedimiento técnico en su instalación. Si se toman estos recaudos las tuberías de hierro no fallan a lo largo de 50 años. 

Voy a enumerarte algunos aspectos qué provocan la mala manipulación o la desidia en este tipo de instalaciones.

El caño galvanizado prometía una vida muy prolongada y supuso un gran avance en el suministro de agua. Reemplazar las tuberías de plomo qué luego fueron prohibidas. Para esos tiempos los polímeros o plásticos estaban en pañales.

La principal herramienta del fontanero pasó de ser el soplete a la terraja y la mordaza de tuberías o la morsa de cadena

El proveedor de los tubos tiene gran culpa también. Almacenar los tubos uno encima del otro sin más, golpearlos, pisarlos fraccionarlos en el transporte etc.

Porque fallan las tuberías galvanizadas.

Para descubrirlo necesitamos entender esto. 

Las fugas en estos caños son producto del oxido.

Lo qué impide qué el tubo de hierro galvanizado se oxide es el proceso galvánico aplicado al mismo. Esto consiste en depositar una capa de zinc sobre el tubo de hierro. 

Entenderás entonces qué mientras esta capa no se ralle o se altere el hierro perderá contacto con el aire. Particularmente con el oxígeno (O), también presente en el agua (H2O) 

¡Cómo es qué se raya o se pierde entonces esta protección galvánica?

Al hacer rosca sobre el tubo. 

Principalmente por dos razones. Por quitar parte del hierro en los hilos de rosca y por el calor generado por la fricción de la rosca.

Al apretar el tubo con la mordaza ocurre algo similar ocasionando también la eliminación de parte de este zink.

¿Cómo lo evitaban los técnicos de ese entonces?

Cubrían las roscas practicadas a las tuberías con pintura antióxido. Esto es importantísimo para prolongar la vida del caño en donde practicamos la rosca.

La rosca se realizaba lentamente lubricada con aceite o grasa para eliminar el exceso de calor. El galvanizado o zincado del hierro se realiza a 450°C, con lo cual alcanzar temperaturas cercanas a estas provoca qué el recubrimiento se ablande.

Para sujetar los caños además de utilizar un soporte de goma, se utilizaba una modasa especial o cadena.

Finalmente los sanitarios más profesionales pintaban toda la tubería con pintura antióxido lo qué he comprobado en la práctica prolonga mucho la vida de la tubería, aun en contacto directo con el cemento.

Los morteros de cal o de cemento de albañileria, asi como el yeso en contacto con los tubos galvanizados aceleran el deterioro de la capa de protección, cuando te topes en baños o pisos con tubos muy oxidados notarás qué están ahogados en morteros de este tipo. Es recomendado utilizar cemento portland y arena para cubrir este tipo de caños y si fuera plomo protegerlos con plástico o papel embebido en asfalto.

Volvamos a la rehabilitación para poder explicarte el problema….

Nos encontramos con un caño de hierro el cual por un lado necesitamos anular y por el otro alimentar la nueva cocina. El problema es qué no podemos acceder hasta donde comienza el caño, pues se encuentra empotrado dentro de la pata de un asador y para descubrir el caño necesitamos destruir este soporte.

De hacerlo perdería estabilidad el asador por lo cual necesitamos conectar sin romper.

Para solucionarlo escogimos del catálogo un codo con acople y rosca hembra.

Procedimiento para la conexión

Debe eliminarse restos de oxido sarro o cometo del caño

Luego de cortar el caño de hierro, lavamos y limpiamos perfectamente. Esto es necesario para evitar filtraciones o malos sellados.

Despiece de las partes del sistema de acople

Cuidamos de no dejar rebabas qué puedan herir el oring de goma del acople.

Volvemos a recrear la capa galvánica del caño si fuera de hierro con pintura antióxido.

Si se dificulta la instalación del oring lubricados con grasa o aceite.

Instalamos el acople roscado para sellar y listo. 

Solucionamos la conexión sin mayor esfuerzo.

Ahora podemos continuar con el resto de la cañería, sea de PPL o Termofusión.

Si te ha parecido interesante esta publicación, comparte en tus redes sociales o envíaselo a un amigo qué pueda encontrarle útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.